Street Art

Street Art

Emerge en la ciudad de New York, más precisamente en el barrio negro del Bronx, a
principios de los 80’s como una forma de expresión. En un principio se utilizaban solo
slogans de protestas políticas y sociales. Los grafitis invadían edificios, paredes, autos,
estaciones ferroviarias, señales de tránsito y buzones.
De bandidos a artistas conceptuales, los aficionados del aerosol empezaron a perfeccionar
sus técnicas e incluso a crear nuevas. La aparición del stencil fue un antes y un después.
Ésta plantilla con un patrón previamente recortado, permite repetir una imagen en serie de
forma muy veloz. El tiempo era un factor determinante para los grafiteros dado que la
sociedad veía estas creaciones como algo inconcebible, lejos de una forma artística, de
modo que no sólo no eran aceptados en las cuadradas estructuras sociales regidas por
leyes incuestionables, sino que también te perseguiriían si eras visto haciéndolo. De ahí que
los artistas callejeros o aspirantes a ello, salieran de noche y trabajaran en las tinieblas
mientras el mundo dormía, para que cuando estos despertaran y salgan a las calles camino
a sus trabajos se topen con los mensajes reveladores. La idea era abrirle los ojos a las
personas acerca de cosas que pasaban, pero que los medios masivos no comunicaban.
Romper con la rutina, darle color a las grises ciudades. Muchos revolucionarios han
utilizado este estilo encontrando un sentido de pertenencia en el mismo, movimientos
musicales (punk, hip hop y rap); o bien tribus urbanas (skaters, surfers) se hallaron con el
método. Una herramienta de comunicación que quizá para quienes explotaban por dentro
de mensajes e ideas, resultó eficaz.

Street Art

Hoy es un hecho que muchos grafiteros son considerados artistas y sus trabajos recorren el
planeta entero, ya sea por fotografías en la web, libros y/o revistas de culto. Por supuesto
no es posible arrancar un mural para transportarlo a un museo, sin embargo, Banksy uno de
los artistas de más renombre, cuenta con su propio museo donde ha recreado muchos de
sus trabajos. También dió la nota al colarse en museos neoyorquinos ( Metropolitan, MOMA,
Brooklyn) y en el Louvre de París para filtrar sus trabajos entre otras obras de arte. Las
autoridades del museo tardaron días en darse cuenta de los obsequios del artista inglés.
Este personaje de identidad aún desconocida decidido a mantenerse en el anonimato, es
reconocido por sus impactantes obras, utilizando el medio también como mensaje;
valiéndose de una grieta en la calle y dándole un nuevo significado, por ejemplo. Su más
reciente creación se titula: ‘’Los Miserables’’, ubicado en la embajada Francesa de Londres,
se puede apreciar una niña llorando por el gas lacrimógeno de una lata en el suelo, la
bandera francesa de fondo. Denuncia los últimos ataques sufridos por los refugiados de
Jungle (Calais). Al costado de la obra un código QR nos envía a una página que reproduce
el video de los hechos.
Dentro del podio icónico se encuentran también el artista Francés ‘’Thierry Guetta’’ y el
Americano ‘’OBEY’’ quien tomó prestigio al realizar la primer campaña del actual presidente
de los Estados Unidos Barack Obama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *